Unidad Técnica de Supervisión y Control

Unidad Técnica de Supervisión y Control

2007

La UTSC es una unidad adscrita a la Gerencia General del Instituto Costarricense de Puertos del Pacifico, fue creada en el año 2007, luego de que la Contraloría General de la Repúblicas establecieran en su informe Nro. DFOE-OP-6-2007, la necesidad de separar las funciones de SUPERVISIÓN Y CONTROL a las de fiscalización que venía efectuado la Secretaría de Fiscalización en los Contratos de Concesión de Puerto Caldera.Tiene como misión la supervisión y el control de las acciones de los concesionarios de Puerto Caldera y asesorar a la administración en la definición e implementación de pautas para garantizar el efectivo cumplimiento de los contratos.

La UTSC es una de las tres unidades sustantivas (junto con la Dirección Portuaria y la Secretaria de Fiscalización) del INCOP, dado que es la encargada directa de la administración de los contratos de Concesión de Puerto Caldera. Lo anterior queda claro analizando la misión del INCOP:

“Somos una Institución Pública que rige como Autoridad Portuaria Superior del Litoral Pacífico, brindamos servicios portuarios eficientes y fiscalizamos la concesión de obras públicas al sector privado en benefició de importadores, exportadores y público en general, con el propósito de fomentar el desarrollo económico y social del país en armonía con el ambiente.” La negrita no es del original

Al ser Puerto Caldera por mucho el puerto más importante del Pacifico costarricense, y en muchos sentidos el único que existe, dado que hay cargas que solo por éste complejo se pueden trasegar de manera viable, práctica y económica, reviste de gran importancia país la buena gestión del mismo, lo cual es en mucho producto de una adecuada supervisión y control de los Concesionarios y de los contratos suscritos con ellos.  Adicionalmente los recursos que las concesiones le generan al INCOP (cánones) representan por mucho el mayor porcentaje de los ingresos de la Institución.

En particular, los contratos de concesión le imponen las siguientes responsabilidades a la Unidad Técnica, entre otras funciones:

  • a)  La conveniencia de introducir modificaciones o señalar, en forma razonada, posibles correcciones en la ejecución del contrato;
  • b) Tomar oportunamente las providencias necesarias para que el concesionario o los subcontratistas de éste, se ajusten al estricto cumplimiento de las condiciones, especificaciones y plazos establecidos en el contrato, y demás obligaciones implícitas en éste;
  • c) Asesorar y recomendar a la administración concedente para formar criterio sobre la eventual acción que deba tomar para la eventual aplicación de las multas o bien recomendar la ejecución de las garantías;
  • d) Asesorar y recomendar a la administración concedente para formar criterio sobre la eventual acción que deba tomar para la eventual rescisión o resolución del contrato, cuando exista fundamento para ello;
  • e) El control del cumplimiento de las normas técnicas de la operación;
  • f) El control del cumplimiento de las disposiciones relativas al servicio y operación de la obra
  • g) Monitorear todos los servicios y los volúmenes asociados, brindados en el marco del presente contrato;
  • h) Comprobar en todo momento que el concesionario aplica correctamente las tarifas autorizadas;
  • i) Revisión de la información estadística entregada por el concesionario;
  • j) Comprobar si el concesionario desarrolla su negocio dentro de los términos de las condiciones económicas previstas en la licitación y su oferta;
  • k) Controlar el cumplimiento del plan de calidad y de mantenimiento y operaciones por parte del concesionario;
  • l) Demás aspectos relacionados con la ejecución de los contratos.

Adicionalmente se ejerce una labor de administración de diversos contratos con terceros con el fin de cumplir las funciones antes enumeradas. Para el logro de su misión cuenta con más de 12 funciones generales antes enumeradas, y alrededor de 37 funciones particulares, que tienen como objetivo velar por el cumplimiento efectivo y oportuno de las obligaciones y derechos de las partes de conformidad con lo dispuesto en cada uno de los contratos de concesión.

En general la UTSC debe verse como El ASESOR técnico del INCOP y su representante en los contratos de concesión de Puerto Caldera, el cual vela porque se ejecuten de manera adecuada, en vigilancia de que los bienes estatales sean explotados y cuidados en beneficio de los servicios públicos concesionados.

Para estos efectos se cuenta con equipo interdisciplinario de funcionarios que obedecen a la siguiente estructura organizativa:

Adicionalmente se realizan contrataciones profesionales puntuales para solventar necesidades específicas de la Unidad, en este momento la del ingeniero electromecánico, con el Ing. Daniel Bolaños Burbano de Lara, quien asiste en labores de mantenimiento de maquinarias y equipos portuarios y marítimos.

La UTSC procura la administración eficiente y adecuada de los siguientes contratos de Concesión: Contrato de Gestión de Servicios Públicos para la operación de la terminal de Carga General de Puerto Caldera suscrito con SPC S. A, y Contrato de concesión de Remolcadores suscrito con SAAM de Costa Rica S. A.; ambos en todas sus aristas: operativa, financiera, de gestión, de rendición de garantías, mantenimiento de pólizas al día, etc.)

Sin lugar a dudas el control de la construcción de la terminal Granelera variada por adenda a muelle un multipropósito con prioridad en la atención de la descarga de granos y granéles, luego denominado Muelle cuatro, es uno de los logros en la gestión de la UTSC, dada la complejidad del proyecto, al constar de un dragado capital y la construcción de una protección de fondo submarina.

Este proyecto significó un hito en la historia de las concesiones en nuestro país, al convertirse en la primera obra debidamente recibida por el Estado costarricense, antes del plazo contractual, y dentro del costo pactado para la Administración; con 19 órdenes de modificación que sin duda alguna mejoraron las características del proyecto. La sola comparación entre los planos As built y los de diseño acreditan con creces esta afirmación. Este proyecto reviste de una serie de importantes beneficios para el país entre los cuales se pueden enumerar los siguientes:

  1. Reducción de los tiempos de espera en bahía, aumentando así la eficiencia de Puerto Caldera.
  2. Atención de buques de mayor calado en el Puerto.
  3. Reducción en los costos de importación asociados con el flete marítimo de mercaderías dada la baja en las esperas y el aumento del tonelaje de los buques que se reciben.
  4. Aumento en la cantidad de carga movilizada (ton/hora) en el Puerto de Caldera.
  5. Aumento de la longitud efectiva de atraque del Puerto de Caldera en un 50% aproximadamente, pasando de 490 m a 730 m lineales de atraque.
  6. En el nuevo muelle se podrá atender buques de todo tipo, siendo prioritariamente buques graneleros, pero no exclusivos, lo que le otorga una mayor versatilidad al Puerto de Caldera.
  7. Aumento en el personal requerido para operar en la nueva Terminal, generando así nuevas fuentes de empleo en la zona.
  8. Aumento en los ingresos del Puerto, lo que representa mayor cantidad de recursos para invertir en la zona de Puntarenas.

Aunado a lo anterior, el concesionario SPC contractualmente está obligado a erogar como mínimo $565,463 anuales en mantenimiento de la infraestructura existente; no obstante, se ha aprobado en diversas ocasiones la utilización de montos superiores al contractualmente establecido, o mediante la autorización de inversiones. Vale mencionar que esta Unidad realiza varias inspecciones semanales de las diferentes actividades de mantenimiento que realizan los concesionarios con la finalidad de estar al tanto de las distintas labores de mantenimiento que diariamente se ejecutan, señalar un situ lo que debe corregirse y/o mediante la emisión de informes puntuales y oportunos que se la hacen llegar a los concesionarios.

Adicionalmente, se aprobó por parte de nuestra Junta Directiva, con el análisis y recomendación de la Unidad Técnica, la compra de los siguientes equipos portuarios por parte de los Concesionarios:

  • 5 Reachstacker, Modelo LRS 645, Marca Liebherr.
  • 12 Terminal Tractor, Modelo TJ9000, Marca Capacity.
  • 20 Carretas (Bombcarts), Modelo TT65, Marca Novatech.
  • 8 Plataformas para las carretas, Modelo Flat 20 ton, Marca Novatech.
  • 1 Grúa móvil de 25 ton, Modelo STC250H, Motor Cummins ISLe 290 30, Marca Sany
  • 4 Montacargas 3.0 ton. Marca Hyster.
  • 2 Power Pack de 40 tomas, Modelo PP400-NEPs, Potencia: 350kW/438kVA Standby, 318kW/397kVA Prime, Marca Power Pool Plus.
  • 1 Grúa Móvil portuaria, Modelo LHM 550, Marca Liebherr
  • 1 Grúa Móvil portuaria, Modelo LHM 500, Marca Liebherr
  • Tolvas y almejas graneleras

Recientemente el Concesionario SAAM de Costa Rica adquirió un nuevo remolcador, el cual sustituirá al más pequeño de su flota (el Don Beto), por otro de características mucho mejores, el SAAM Nicoya, lo cual representa un logro importante.

Actualmente se está a punto de iniciar el proceso de dragado de mantenimiento de Puerto Caldera, con el fin de mantener las profundidades de nuestros puestos de atraque, y mantener un nivel de servicio adecuado.